defending rights and civil liberties

Racismo en España

Desgraciadamente el racismo no es una cuestión superada en España. Todavía se dan una serie de desafíos que impiden que minorías étnicas y religiosas gocen de los mismos derechos y libertades que la población mayoritaria sin discriminación alguna. Algunas de estas lagunas son:
 
- La falta de una Ley integral para la igualdad de trato y no discriminación.
- La ausencia de un mecanismo independiente y eficaz de lucha contra la discriminación.
- La inexistencia de una política unitaria de lucha contra el racismo.
- Las carencias en la recogida de datos necesarios para luchar contra el racismo y la xenofobia.
- Las deficiencias en la formación a la policía en materia de lucha contra el racismo.
- La existencia de controles policiales por perfil racial.
- Las expulsiones sumarias de personas migrantes y refugiadas desde Ceuta y Melilla.
- La estigmatización injustificada de la población árabe y musulmana en el marco de la lucha contra el terrorismo.
- La detención en Centros de Internamiento de Extranjeros de personas migrantes en situación administrativa irregular que no han cometido ningún delito. 
- Los indicios de segregación de niñas y niños de origen gitano y migrante en centros escolares.
 
Desde Rights International Spain estamos trabajando para que en el Estado español se revierta esta situación y se tomen las medidas necesarias para dar cumplimiento a los estándares de derechos humanos en lo que atañe a la lucha contra la discriminación racial y étnica.
 
El Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD, por sus siglas en inglés), organismo de la ONU encargado de velar por el cumplimiento de la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, examinó los pasados 26 y 27 de abril de 2016 los informes periódicos XXI a XXIII de España. Desde Rights International Spain participamos en este proceso de revisión con un informe paralelo para aportar al Comité información adicional sobre la aplicación de la Convención y en el que pusimos de manifiesto las que entendemos que son las principales lagunas en la lucha contra el racismo en España anteriormente mencionadas.
 
Desde RIS también hemos interpuesto quejas contra la plataforma “stop-radicalismos” ante, por un lado, la Defensora del Pueblo española; y por el otro, el Relator Especial sobre la promoción y la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales en la lucha contra el terrorismo, el Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, y la Relatora Espacial sobre los problemas de las minorías; enmarcados todos estos mecanismos en la Organización de las Naciones Unidas. Denunciamos que esta plataforma establecida por el Ministerio del Interior estigmatiza a determinados colectivos y vulnera los derechos a la presunción de inocencia y a la privacidad. También subrayamos que la medida resulta contraproducente en la lucha contra el terrorismo.