defending rights and civil liberties

Junto a los tribunales internacionales, como la Corte Penal Internacional, los tribunales estatales desempeñan un papel esencial en el sistema de justicia internacional. En virtud del principio de Jurisdicción Universal los tribunales de cualquier país pueden y deben investigar y juzgar a las personas responsables de crímenes internacionales, aunque hayan sido cometidos fuera de su territorio, y sean quienes fueren sus autores o sus víctimas. De hecho, por las propias carencias y limitaciones de instituciones como la propia Corte Penal Internacional, la jurisdicción universal no sólo es un mecanismo importante, sino absolutamente imprescindible para combatir la impunidad de los crímenes más graves, y garantizar así la protección de los derechos de sus víctimas y de toda la Comunidad Internacional.
 
Durante décadas España ha sido un país pionero en esta materia. Sin embargo, la presión política ejercida por gobiernos de países involucrados en asuntos investigados en la Audiencia Nacional propició una reforma legal en 2009 para limitar la aplicación del principio de Jurisdicción Universal. Este retroceso ha culminado con la aprobación en 2014 de una reforma que ha buscado acabar definitivamente con la capacidad de los jueces españoles de investigar y juzgar crímenes internacionales.

Para más información sobre los casos en España, ver Litigios

Blog