defending rights and civil liberties

El derecho a la libertad de reunión pacífica es el que tienen todas las personas a organizar, convocar y participar en reuniones, concentraciones y manifestaciones. Esta libertad se ejerce mediante la celebración de cualquier reunión temporal, estática o en movimiento, de un conjunto de individuos cuyo fin es trasladar un mensaje.
           
Los Estados tienen la obligación de proteger el ejercicio de este derecho, que es esencial en una democracia y representa un conducto privilegiado para el ejercicio del derecho a la participación en los asuntos públicos por parte de la ciudadanía.

Publicaciones

  • Informe del Relator ONU libertad de reunión: Observaciones y comunicaciones transmitidas a gobiernos y respuestas recibidas (eng)
  • Anteproyecto de Ley de protección de la Seguridad Ciudadana aprobado por el Consejo de Ministros
  • Análisis del Anteproyecto de reforma del Código Penal (III.2). Libertad vigilada, a la carta.
  • La reforma del Código Penal: unilateral, injustificada y sin compromiso con los derechos humanos
  • Análisis del Anteproyecto de reforma del Código Penal (I). La criminalización de la protesta social
  • Recomendaciones dirigidas al Congreso a propósito del Proyecto de Ley de reforma del Código Penal
  • Observaciones sobre el anteproyecto de Ley Orgánica sobre Protección de la Seguridad Ciudadana
  • Balance de 2013: Los derechos humanos en España
  • Análisis del Anteproyecto de Ley de Seguridad Ciudadana. Restricción de los derechos a la libertad de expresión y manifestación pacífica