defending rights and civil liberties

2020

01

DIC

Webinar: Políticas públicas para erradicar el perfil étnico

Te invitamos a registrarte en nuestro webinar en la fecha y horario que más te convenga. Una vez te hayas registrado, recibirás un correo electrónico confirmando tu inscripción.

 

El uso del perfil étnico está muy extendido en toda la Unión Europea. Según las conclusiones del informe de la Agencia de Derechos Fundamentales de la UE "Ser negro en la UE", publicado en 2018, el 24% de las personas encuestadas afirmó que había sido detenida en los cinco años anteriores a la encuesta; entre ellas, el 41% consideró que la parada constituía una perfilación racial.

La elaboración de perfiles suscita una serie de inquietudes en relación con los derechos fundamentales. La Agencia de los Derechos Fundamentales de la Unión Europea (FRA) publicó “Guía para entender y evitar la elaboración de perfiles étnicos discriminatorios” que se centraba en particular en el ejercicio de las facultades de identificación y de registro. Su objeto era facilitar a los mandos intermedios herramientas destinadas a evitar el uso de perfiles discriminatorios basados en motivos étnicos. Desde entonces, los avances tecnológicos han modificado considerablemente la naturaleza de la elaboración de perfiles. Por ello, dicha guía fue actualizada en 2018 “Guía para prevenir la elaboración ilícita de perfiles en la actualidad y en el futuro”, que incorpora resultados algorítmicos o informáticos.

En 2018, más de 30 miembros de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa firmaron una propuesta de resolución“La elaboración de perfiles étnicos en Europa: un asunto de gran preocupación”. La moción fue remitida a la Comisión de Igualdad y No Discriminación de PACE, que desde entonces ha estado trabajando en un informe, teniendo en cuenta el fracaso a la hora de “poner fin al uso de los perfiles étnicos, con miras a recopilar datos relevantes, estableciendo estándares legales adecuados contra los abusos, introduciendo mecanismos independientes de control y supervisión y, finalmente, poniendo fin a esta lamentable práctica”. Una versión provisional de la resolución y el informe han sido publicados a finales de noviembre 2020. 

En 2019, la Comisaria de Derechos Humanos del Consejo de Europa publicó un comentario sobre “Perfiles étnicos: una práctica persistente en Europa”, destacando que, aunque este fenómeno no es nuevo, todavía está muy extendido en el área del Consejo de Europa, a pesar de una conciencia cada vez mayor de la necesidad de afrontarlos con el apoyo de una jurisprudencia en evolución. La Comisaria también expresó su preocupación por los algoritmos de aprendizaje automático utilizados por la policía y en el sistema de justicia penal y su impacto potencialmente discriminatorio. 

En 2019, también Eel Comité de las Naciones Unidas para la Eliminación de la Discriminación Racial (CERD) inició el proceso de redacción de la Observación General nº 36 sobre la prevención y lucha contra la discriminación racial. Una versión avanzada de la misma se ha publicado en noviembre de 2020. 

España se parece a la mayoría de los países europeos en sus pautas de uso de perfiles étnicos, falta de datos y persistencia de los estereotipos policiales. En 2018, la Comisión Europea contra el Racismo y la Intolerancia (ECRI) fue bastante contundente en su informe, afirmando que “la discriminación racial por parte de las fuerzas del orden es un problema continuo”. El Grupo de Trabajo de Expertos sobre Afrodescendientes de la ONU, en el informe de su misión a España, declaró que el establecimiento de perfiles raciales de los afrodescendientes es un problema “endémico”, por el cual se presupone que estas personas son inmigrantes indocumentados y, por lo tanto, se les señala “simplemente por el color de su piel”.

Estas manifestaciones de racismo y discriminación racial son el resultado de un racismo institucional profundamente arraigado que impera en España. 

En diciembre de 2017, el Tribunal Europeo de Derechos Humanos comunicó al Estado español el asunto Zeshan Muhammad c. España.  El demandante, un paquistaní vecino de Barcelona y con permiso de residencia, fue parado por un agente de la Policía Nacional “¡porque eres negro, y punto!”. La experiencia de Zeshan se incluye en el informe “Bajo Sospecha” (2018-19) publicado por RIS y OSJI, que se centra en el impacto humano del uso de perfiles étnicos en España a través de las historias y experiencias de personas para quienes los controles y registros policiales motivados por su apariencia forman parte de su vida cotidiana.

Las personas entrevistas se refirieron a estas vivencias cotidianas como traumáticas, humillantes, impactantes; como experiencias que generan sentimientos de indefensión, inseguridad, miedo, impunidad y afectan el día a día de las personas, que deciden evitar ir a determinados puntos de la ciudad, salir del propio barrio o incluso salir de casa, por miedo. 

España se sometió en 2020 al tercer ciclo del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas que concluyó que la respuesta al racismo estructural e institucional en España es insuficiente. 

El Equipo de implementación del IDPAD en España y RIS publicamos el informe “La crisis sanitaria del Covid-19: racismo y xenofobia durante el estado de alarma en España” para visibilizar el impacto de las medidas de confinamiento sobre las minorías étnico raciales vulnerables, el racismo estructural e institucional en España. El informe se publicó al tiempo de las protestas mundiales contra el racismo y la brutalidad policial como consecuencia de la muerte de George Floyd a manos de la policía en Minneapolis. En el informe se resalta que más del 70% de las personas que denunciaron identificaciones por perfil racial (33 de un total de 47), fueron objeto de brutalidad policial tras ser identificadas.

Sin embargo, España destaca por la extensión de su experimentación con buenas prácticas en servicios de policía municipales locales, incorporando los formularios de identificación para documentar posibles sesgos en las fuerzas policiales locales: entre 2007-2008, la policía local de Fuenlabrada, la policía local de Gerona y el departamento de Mossos d’ Esquadra en Gerona, desarrollaron y aplicaron herramientas para monitorear el uso de controles de identidad y poderes de detención y registro o cacheo, y determinar si se estaba afectando de manera desproporcionada a las comunidades minoritarias y evaluar la eficacia. A partir de 2013, policías locales de Castellón y Pedrezuela, implementaron también estas herramientas, seguidas de las policías locales de A Coruña y Puertollano. En 2018-2019, RIS – OSJI brindaron asistencia técnica al Ayuntamiento de Madrid para poner en marcha un proyecto piloto en la policía municipal de Madrid, Programa de Identificaciones Policiales Eficaces, cuyo objetivo es mejorar los procedimientos de identificación y evitar el uso de perfiles raciales. Lamentablemente, en julio de 2019, tras las elecciones, el nuevo Gobierno de coalición anunció que pondría fin a esta iniciativa, en lugar de ampliarla tal y como pedían la comunidad local y los grupos antidiscriminación.

En 2019, en el marco de consultas del CERD con actores clave y sociedad civil respecto de la elaboración del Comentario General sobre perfil étnico, el Estado español participó enviando sus observaciones “Resumen sobre buenas prácticas en España para prevenir y combatir el perfilamiento racial”. En dicho documento, se menciona como buena práctica precisamente “el Programa para la Identificación Policial Eficaz (PIPE), el cual destaca entre sus acciones la organización de acciones formativas diversificadas para mandos y policías, para capacitarles en la correcta aplicación del Manual de Procedimiento y sensibilizarles en la importante incidencia de las identificaciones policiales en la relación Policía-Sociedad Diversa”. No obstante, el Gobierno no ha implementado dicho Programa en todas las policías, sobre todo, la Policía Nacional y Guardia Civil. 

Por tanto, los objetivos del webinar son: 

El Gobierno español está obligado a implantar acciones y la policía debe introducir medidas de protección y prevención para poner fin a la elaboración y uso de perfiles raciales.

-Promover estándares Europeos e internacionales de derechos humanos sobre la materia: recalcar las posturas de organismos de DDHH sobre este tipo de prácticas y sus efectos negativos

- Poner de relieve la realidad en España: presentar las conclusiones de los informes más recientes relacionados con ethnic profiling en España 

- Apoyar la movilización social: promover la movilización de activistas en la materia y dotarlos de argumentos y herramientas prácticas

- Impulsar y apoyar una agenda para el cambio: recalcar qué pasos positivos se han dado, y por dónde pasan las soluciones. Situar el tema en la agenda política y hacer un llamamiento a las autoridades sobre la necesidad de erradicar esta práctica. 

REGÍSTRATE