defending rights and civil liberties

Declaración de derechos accesible

Conferencia Bruselas

El derecho a un juicio justo depende también de lo que pasa antes del juicio, a partir del momento de la detención. En esta etapa ya es fundamental que las autoridades encargadas de hacer cumplir la ley informen a la persona detenida de sus derechos durante la detención. En la UE, la información de derechos está regulada en la Directiva sobre el Derecho a la Información en los Procesos Penales, que obliga a los Estados miembros a proporcionar una Declaración (o Acta) de Derechos escrita a todas las personas detenidas o privadas de libertad, incluyendo información sobre la detención y cómo se puede impugnar su legalidad, así como, por ejemplo, el derecho de acceso a un abogado y a permanecer en silencio. La Directiva también establece que las Declaraciones de Derechos se redactarán en "un lenguaje sencillo y accesible" para que las personas detenidas puedan comprender y ejercer sus derechos de manera efectiva. Pero, ¿es esto siempre así?

En el marco del proyecto europeo titulado “Declaraciones de derechos accesibles en la UE”, se acaba de concluir una investigación regional sobre las legislaciones y práctica nacionales en cinco países de la UE (Bulgaria, Lituania, Hungría, Francia y España). El informe regional comparativo resultante de esta investigación se presentó oficialmente el pasado 29 de mayo en el Parlamento Europeo en un acto presidido por la diputada Birgit Sippel del Grupo de la Alianza Progresista de Socialistas y Demócratas (S&D), que en su día fue ponente de la Directiva UE sobre el Derecho a la Información. También estuvieron presentes en dicho evento representantes de las organizaciones participantes en el proyecto (Bulgarian Helsinki Committee, Lithuanian Human Rights Monitoring Institute, Hungarian Helsinki Committee, Fair Trials Europe y Rights International Spain) para presentar las conclusiones y resultados de los informes nacionales.

A pesar de algunas diferencias sustantivas, se concluyó que las Declaraciones de Derechos en todos los países son demasiado complicadas y carecen de información esencial sobre los derechos y los procesos de detención. El coordinador del proyecto europeo, András Kádár del Hungarian Helsinki Committee, recomendó que las autoridades trabajen con expertos en lenguaje accesible para reformular las Declaraciones de Derechos en términos sencillos y accesibles y comprobar si son realmente accesibles con personas que no están familiarizadas con el lenguaje jurídico. En Hungría se llevo a cabo dicha prueba en 2016, donde una declaración de derechos alternativa redactada en lenguaje sencillo resultó ser un 24% más accesible para las personas que no son profesionales del derecho que la Declaración oficial. Del mismo modo, en España, Rights International Spain contó con la colaboración de una experta en lenguaje jurídico accesible a la hora de redactar una Carta de Derechos alternativa que fue debatida con profesionales (policías, letrados de la administración de justicia, jueces de instrucción, traductores e intérpretes, abogados y representantes de la sociedad civil) en Madrid el 16 de mayo.

La investigación regional fue precedida por un estudio internacional sobre el derecho aplicable y la práctica en torno a las Declaraciones de Derechos fuera de la UE. Los resultados muestran que la UE está a la vanguardia en este campo, ya que los estándares internacionales y nacionales en el exterior no proporcionan un marco exhaustivo y vinculante de normas sobre la información de derechos. Un ejemplo positivo se encuentra en las Directrices de Luanda de la Unión Africana que establecen una lista exhaustiva de derechos que las personas sospechosas o acusadas privadas de libertad debe ser informada oralmente p por escrito. Sin embargo, las Directrices no tienen valor jurídico vinculante, en contraposición a la Directiva UE relativa al derecho a la información en los procesos penales.