defending rights and civil liberties

Declaración de derechos accesible

Informe Comparativo Regional

Nos preocupa la información que se proporciona a las personas que han sido arrestadas o detenidas sobre sus derechos. Concretamente, estamos hablando de un modelo desarrollado en la Unión Europea (UE) que garantiza que todas aquellas personas que sean sospechosas o que hayan sido detenidas sean informadas de sus derechos por escrito, mediante una declaracio?n de derechos sencilla y accesible.

En 2012, la UE aprobó la Directiva 2012/13/UE relativa al derecho a la información en los procesos penales. Se concedió a los Estados Miembros de la UE hasta el 2 de junio de 2014 para adoptar disposiciones legales a nivel nacional que permitieran hacer efectivos los derechos previstos en la Directiva.

Dónde es necesario seguir trabajando

Sin embargo, nuestro estudio encontró numerosos desafíos pendientes, como:

En la práctica, no siempre se entregan las Declaraciones de Derechos a todas las personas relevantes.

Cuando se proporcionan las Declaraciones de Derechos, a menudo no se da a las personas tiempo su ciente para leerlas y entenderlas, o para poder consultar a un abogado. En España, por ejemplo, algunos de los jueces e intérpretes entrevistados a rmaron que las personas sospechosas o acusadas reciben mucha información en poco tiempo, lo que hace que sea difícil asimilarla.

En algunos países de la UE no se incluyen todos los derechos en la Declaración. Por ejemplo, en Francia, no se proporciona información sobre el derecho a la asistencia jurídica gratuita.

No siempre se facilitan traducciones escritas de las Declaraciones de Derechos a las personas que no entienden el idioma nacional. En Lituania, por ejemplo, las autoridades solamente proporcionan interpretación de forma oral.

Las autoridades policiales siguen intentando disuadir a las personas de ejercer los derechos establecidos en la Declaración de Derechos, especialmente el derecho a tener acceso a un abogado y el derecho a permanecer en silencio, y en muchos lugares no existen su cientes salvaguardias para evitar esta práctica.

El mayor desafío, sin embargo, es la accesibilidad a las Declaraciones de Derechos. En la mayoría de los países, los documentos están escritos con frecuencia en términos legalistas, con frases complejas y formatos confusos, que hacen que a los ciudadanos de a pie les resulte extremadamente complicado entender sus derechos.

En otros lugares, las Declaraciones de Derechos son demasiado simples y no proporcionan la información suficiente que es necesaria para entender completamente los derechos.